HSOAPS – JABÓN DE ROSTRO REPAIR

 

Precio: 12,50€

Descripción:

El jabón de rostro REPAIR de H SOAPS es una jabón reaprador y calmante especialmente pensado para las pieles dañadas, irritadas o agredidas.
En su fórmula el jabón de rostro REPAIR de H SOAPS incorpora extractos de caléndula y camomila con grandes propiedades curativas, reparadoras y calmantes.
El proceso de fabricación artesanal mediante saponificación en frío mantiene las propiedades de sus ingredientes y se realiza sobre una base de aceite de oliva virgen y aceite de coco, que junto con la manteca de karité garantiza una limpieza suave pero eficaz.

Modo de empleo: Humedecer el rostro y pasar el jabón Silver Soap suavemente entre las manos húmedas. Frotar las manos y verás como se genera una suave y rica espuma. Aplicar sobre el rostro húmedo con movimientos circulares. Enjuagar con agua tibia. Evitar el contacto con los ojos.

Para una perfecta conservación del jabón se recomienda no dejarlo en contacto con agua o sobre superficies mojadas. Para ello te recomendamos la jabonera de diatomeas ultra-absorvente H Soaps DISH.

Testado dermatológicamente. 100% natural. Vegano. Sin aceite de palma.

 

Modo de empleo:

Humedecer el rostro y pasar el jabón Silver Soap suavemente entre las manos húmedas. Frotar las manos y verás como se genera una suave y rica espuma. Aplicar sobre el rostro húmedo con movimientos circulares. Enjuagar con agua tibia. Evitar el contacto con los ojos

Ingredientes:

Aceite de Oliva: Limpia en profundidad, hidrata, nutre y sana, gracias a sus propiedades humectantes, sus ácidos grasos y sus vitaminas A, D, E y K. Revitaliza la piel y la refuerza; favoreciendo la regeneración celular y estimulando la creación de colágeno. Le ayuda a mantener suavidad, brillo y elasticidad; a frenar el envejecimiento; a tratar manchas, arrugas y líneas de expresión; y a reparar cicatrices. Además, calma la inflamación provocada por acné, rosácea o psoriasis.
Aceite de Coco: Este aceite de origen vegetal cuenta con casi un 90% de ácidos grasos beneficiosos para la piel. La limpia, la hidrata, la protege, le devuelve luminosidad y restablece su PH. Le otorga suavidad y previene el envejecimiento.
Manteca de Karité: Alto contenido en ácidos grasos insaponificables, superior incluso a la manteca de cacao. Esa importante concentración de insaponificables contribuye a suavizar la epidermis y mantener la elasticidad de la piel. Debido a su consistencia y sustantividad proporciona protección frente a factores climáticos y ayuda a aliviar la irritabilidad de la piel.
Aceite de Lemongrass:  Con un aroma refrescante posee un gran poder bactericida, antimicrobiano y antifúngico.
Extracto de Caléndula: Propiedades calmantes y reparadoras. Posee un gran poder cicatrizante y antiséptico, además de regenerar la piel y producir colágeno.
Extracto de Manzanilla: Calma, suaviza y refresca la piel respetando la hidratación de la misma.

.